Naturaleza e interior

Valles y montañas de carácter único se extienden por la provincia


Ser la segunda provincia más montañosa de España hace de este territorio un espacio exclusivo en el que pasar de un valle a una cima de más de 1.000 metros en un mismo recorrido –con los 1.550 metros de Aitana y los 1.436 del Puig Campana–, o descubrir vegetación autóctona y única en toda España, además de bosques ya protegidos y ya escasos en Europa, como el de tilos en Sierra Mariola.

Precisamente este parque natural se lleva la palma ofreciendo unas vistas espectaculares y un herbario natural de plantas aromáticas y medicinales que no se pueden encontrar en otro lugar. Además la naturaleza invita a visitar la Sierra de Maigmó, que ofrece una de las vistas más espectaculares de la costa.

​Y de la montaña a los valles que miran de soslayo a las montañas que los acunan a más de 900 metros de altura. La Vall d'Alcalà, Vall d'Ebo, La Vall de Laguar, donde se encuentra el abrupto Barranc de l'infern, la Vall de Pop, Vall de Gallinera o el Valle del Vinalopó, con Denominación de Origen para su uva de mesa, están plagados de riquezas naturales que no hay que perderse.​​