05

Confrides - Sella

 

Exception from HRESULT: 0x80131904

​Dura etapa que discurre en la comarca de la Marina Baja, de apacibles pueblos rurales que han crecido entre valles y barrancos. Cruzaremos la Sierra de Aitana, de norte a sur, saliendo de Confrides para ascender al pico de Aitana (1.558 m), cumbre de la provincia de Alicante y descender al municipio de Sella.

La Sierra de Aitana, con 1.558 metros de altura, es el relieve de mayor altitud de la provincia de Alicante. Se caracteriza por un relieve extremadamente accidentado y fuertes pendientes, que junto a su proximidad al mar hacen de esta sierra un lugar de fuertes contrastes, preciosas vistas y gran variedad de flora y fauna.

Iniciamos nuestra etapa en Confrides por un camino asfaltado que señaliza La Font de L’Arbre. Asciende suavemente a través de los campos de fru-tales y bosques de pinos hasta el Área Recreativa la Font de L’Arbre, en la cual podremos tomarnos un descanso en sus mesas y refrescarnos en su fuente, bajo la sombra de los árboles.

Desde el Área Recreativa proseguimos por una amplia pista forestal hacia la cumbre de Aitana. El camino discurre entre pinos por un lado y las paredes de la sierra por el otro, encontrándonos varios neveros, usados antaño para almacenar nieve prensándola hasta conseguir hielo.

Llegamos a la Font de Forata, con unos caños donde baja un hilo de agua. Desde aquí ya vemos cerca la cima de Aitana. Reanudamos la marcha por el sendero botánico Passet de la Rabosa donde puede observarse una buena representación de la flora más significativa de Aitana, especialmente plantas endémicas de los roquedos y pedregales.

En breve nos topamos con el impresionante Pas de la Rabosa, una hendidura en la montaña que nos conduce a la otra cara de Aitana, pero para llegar a éste habremos tenido que trepar un poco en la multitud de rocas desprendidas en la montaña.

Cruzamos el paso y seguimos el camino junto a unas enormes grietas, las Simas de Partagat, que llegan a tener más de 100 metros de profundidad.

Tras recrearnos observando estas grietas, así como la cumbre de Aitana, reanudamos la marcha andando por la cresta de la sierra y disfrutando de las vistas, pudiendo ver todas las grandes montañas alicantinas en un giro de 360 grados.

Descendemos hasta una pista forestal que nos conducirá hasta el Barranco de Tagarina, donde enlazaremos con una pista de tierra que cruza la umbría de la Penya de Sella hasta llegar, por este precioso y sombreado camino, al Collado Travessa.

En este punto avistamos nuestro destino, el municipio de Sella, al cual descenderemos por un empinado y pedregoso sendero, que baja en dirección a la Ermita de Santa Bárbara, por donde llegaremos al municipio.

Sella

​Municipio situado en la comarca de la Marina Baja, en la falda de la Sierra Aitana. Caracterizado por un pintoresco casco urbano, con estrechas calles empinadas y coronado por la Ermita de Santa Bárbara.
El origen de la villa se remonta al establecimiento de una fortaleza árabe, que dio origen a la población más próspera de la zona, constituida por moriscos dependientes del conde de Cocentaina. El cultivo de cereales y las necesidades de alimentación, propiciaron la construcción de hasta cinco molinos hidráulicos harineros.
Sella está asentada en la ladera sur de la sierra Penya de Sella, una de las estribaciones meridionales de la Sierra Aitana. Bajo el mismo municipio se produce la intersección de dos barrancos con sus correspondientes ríos, Arc y Sella. Estos cauces han generado acusados barrancos, que desde antaño obligaron a su escalonamiento mediante muros de contención, ganando tierras de cultivo. 
En las laderas de los barrancos de l’Arc y Sella, podemos descubrir y disfrutar de caudalosos saltos de agua, tollos e históricos molinos harineros. 
Algunos de los platos que se pueden degustar y que forman parte de la cultura gastronómica de Sella son: l’arròs amb fesols i penques, la paella de bacallar, farcidures borra de melva, coques de pebrera amb tomaca y una gran variedad de dulces, como els mostatxons.


Sella es un buen punto de partida para hacer excursiones de senderismo y bicicleta de montaña por la Sierra de Aitana

​Son varios senderos homologados los que parten del municipio, tales como: PR-CV 10 que asciende a la cumbre de Aitana; el PR-CV 199, una corta ruta circular que asciende al Collado Travessa y el SL-CV 112, un bonito sendero local conocido como Ruta del Agua, que nos descubre bellos parajes del municipio.

En el Barranc de l’Arc se puede practicar la escalada durante todo el año. En esta zona existen gran variedad de vías, desde clásicas de cientos de metros en el Peñón Divino a octavos deportivos, que hacen de Sella un paraíso para los escaladores.

Podremos además realizar rutas ornitológicas guiadas disfrutando de la observación de las especies más impresionantes de la avifauna europea y es que en la sierra más alta de Alicante podremos observar águilas reales, águilas perdiceras, buitres leonados, azores, agateadores, piquituertos o reyezuelos, entre otros.